2017 fué el año más seguro en la historia de la aviación

En 2017 no se registraron muertes con grandes aviones de pasajeros en comparación con años anteriores.

El año que acaba determinar marcó cifras alentadoras respecto a la seguridad aeronáutica. Con menor fatalidades que en 2016 y ningún accidente de gran envergadura, quedó como el año más seguro en la historia de la aviación.

Aunque cualquier pérdida de vida es trágica, el número de muertes por accidentes aéreos en 2017 fué el más bajo en la historia, mostrando un panorama alentados para una industria en constante crecimiento.

El primer accidente de consideración sucedió en el mes de julio e involucró a un avión militar KC-130, que se estrelló en el estado de Mississippi, Estados Unidos, matando a 16 soldados del Cuerpo de Marina.

Luego, y recién en el último trimestre del año, sucederion una serie de accidentes con pequeñas aeronaves. En octubre, un Antonov 26 perteneciente a Valan International Cargo Charter se precipitó en la playa cuando se disponía a aterrizar en Costa de Marfil, causando la muerte de cuatro personas.

Unos días después un Cessna 210N Centurion II se precipitó en los terrenos del Aeropuerto de Itaituba, al norte de Brasil, matando a los 5 ocupantes a bordo.

Mientras tanto, también en el mes de octubre, un avión turbohélice Embraer E120 Brasilia que volaba como ambulancia aérea en Angola se estrelló cuando la tripulación perdió el control por una falla en el motor, donde murieron los siete ocupantes.

Posteriormente se registraron accidentes en Australia, donde un hidroavión se estrelló en pleno vuelo cerca de Sydney, matando a sus seis ocupantes; Además de otro en Costa Rica, cuando un Cessna Caravan con 12 personas a bordo se estrelló en la jungla sin dejar sobrevivientes.

También en los últimos meses del año dos accidentes afectaron a Rusia, uno en el Krai Khabarovsk donde un  Let L-410 se precipitó a tierra matando a 6 personas, y unas semanas después, un Antonov An-2 se estrelló cerca del Aeropuerto de Naryan-Mar, dejando cuatro muertos.

A pesar de las trágicas muertes recién mencionadas, la consultora de aviación holandesa To70, aseguró no haberse registrado fatalidades en aeronaves con un peso mayor a 12.500 libras, es decir, en grandes aviones de pasajeros. Información que contrasta enormemente con años anteriores, que fueron testigos de grandes tragedias como la desaparición en el Océano Índico del vuelo 370 de Malaysia Airlines, la caída del vuelo 9525 de Germanwings en los alpes franceses o el derribo con un misil del vuelo 17 de Malaysia Airlines a causa de la guerra entre Rusia y Ucrania, todas ellas, tragedias donde fallecieron cientos de personas.

Entre los factores responsables en el aumento de la seguridad aérea en 2017 destacan la capacitación de pilotos y el equipamiento avanzado incorporado a los aviones, como la pantalla principal (HUD) y los programas para evitar el clima severo.

Luego de estas alentadoras noticias, el reto de la industria de la aviación será mantener y mejorar este logro en el nuevo año que recién comienza.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *